Más Artículos

Inclusión de adultos mayores como práctica destacable en las organizaciones

choice2En México, actualmente hay alrededor de 10 millones de adultos mayores, según cifras oficiales. Sin embargo, se pronostica que para el año 2040 el 25% de los mexicanos tendrán más de 60 años.


 Esta es una situación a la que se le debe poner atención, sobre todo porque, según la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México (Enadis) 2010[1], los principales problemas de este sector de la población son de tipo económico generalmente por falta de oportunidades laborales. En este sentido, de acuerdo a esta misma encuesta, sólo 2.7 personas de cada diez reciben pensión por su trabajo, y a 6 de cada 10 personas adultas mayores las sostiene económicamente un familiar u otra persona.

La mayoría de los adultos mayores en México actualmente se enfrentan a discriminaciones en el contexto laboral generalmente causadas por estigmas sociales relacionadas con la edad, el desgaste físico, dependencia, inactividad, además de que muchas veces se consideran como “poco productivos” o “poco acordes con el trabajo moderno”.Aunado a esto, existen personas que, a pesar de encontrarse en pleno uso de sus facultades físicas y mentales y de querer seguir laborando, son obligadas a retirarse o a cesar su actividad laboral. Esto ocasiona que este sector de la población se encuentre excluido, desprotegido, sin oportunidades laborales, y sin acceso a un ingreso económico digno. Cifras de la Enadis 2010 revelan en este sentido que 9 de cada 10 adultos mayores considera que en México es "difícil" conseguir empleo, y además, 66% consideró "muy difícil" recibir apoyos gubernamentales, aun cuando por ley se estipula su derecho a gozar de igualdad de oportunidades en el acceso al trabajo o de otras opciones que les permitan un ingreso propio y desempeñarse en forma productiva[2].

El resultado de ello es un desaprovechamiento del talento y de las habilidades que este grupo generacional puede aportar al mercado laboral. Independientemente del hecho de quemuchas de estas personas cuentan con un grado de expertise muy alto en sus áreas de conocimiento y un know-howinvaluable, fruto de su larga experiencia laboral, existen investigaciones sociales que señalan como características fundamentales que definen a los adultos mayores: el considerar el valor del trabajo como central a lo largo de su vida, asociado a valores como la responsabilidad, dignidad, lucha y sacrificio[3].

Por ello es de suma importancia que las organizaciones, dentro de un marco de responsabilidad social sustentable, laboren en un contexto de imparcialidad y brinden oportunidades formales a los adultos mayores, o personas cercanas al retiro, ante las circunstancias socioeconómicas actuales a las que se enfrentan. Además esta situación significaría para estas personas una fuente de ingreso aprovechable para aquellos que cuentan o no con una pensión.

En relación a ello, Great Place toWork® bajo el marco de su proceso de certificación a las organizaciones como excelentes lugares de trabajo, evalúa las prácticas y programas que Las Mejores Empresas para Trabajar® llevan a cabo. En este sentido encontramos que estas empresas se preocupan por integrar a este sector de la población a la actividad laboral, además de asegurar un trato inclusivo e imparcial.

A este respecto, existen empresas que, posterior a la jubilación o retiro del colaborador, los reintegran a la organización convirtiéndolos en consultores internos. De esta manera la organización sigue aprovechando su know-how, y por otro lado, el adulto mayor puede tener la posibilidad de seguir desarrollándose y de continuar siendo productivo y de percibir una remuneración. Adicionalmente, existen organizaciones que ofrecen a estos colaboradores la oportunidad de aprender y de aprovechar cursos y talleres proporcionados por organismos académicos internos. Asimismo muchas de estas empresas exitosas mantienen políticas de no discriminación en sus procesos de contratación, haciendo hincapié sólo en las competencias del candidato (y no en la edad, por ejemplo) para asegurar una estricta imparcialidad en el proceso. Por otra parte, existen prácticas o distintivos de empresa incluyente, en la cual se asegura una igualdad en reglas, políticas, beneficios y salarios. En este sentido, muchas otras empresas procuran identificar las necesidades de su personal, asegurando contar con instalaciones adecuadas para ellos.

Es fundamental que los líderes de las organizaciones se sensibilicen ante la realidad de los adultos mayores en México y que, con sus esfuerzos de inclusión e imparcialidad contribuyan al desarrollo social del país. Gracias a ello todos los actores de la sociedad se verán beneficiados. Después de todo, la vejez es la suma de toda la vida, milagro y nobleza de la personalidad humana[4].

La Maestra Jennifer Amozorrutia, forma parte del área Investigación y Mejores Prácticas de Great Place to Work® Institute – Mexico.

email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
sitio web: www.greatplacetowork.com.mx/
Teléfono: (55) 5251-1858

Referencias:

[1] Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED). Encuesta Nacional sobre Discriminación en México (Enadis) 2010
[2] Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores, Capitulo II, Artículo V. Diario Oficial de la Federación. Estados Unidos Mexicanos, 25 de Junio de 2002.
[3] Miralles, I. (2011). Envejecimiento Productivo: Las contribuciones de las personas mayores desde la cotidianidad. Trabajo y Sociedad. 16, 15.
[4] Autor de la cita: Marañón.