Más Artículos

Calidad de vida en las organizaciones

choice2De acuerdo a la Organización Mundial del Trabajo (OIT) la salud en el trabajo es un derecho humano fundamental y es obligación de todos los miembros de la sociedad salvaguardarlo y fomentarlo. 


De acuerdo a la Organización Mundial del Trabajo (OIT) la salud en el trabajo es un derecho humano fundamental y es obligación de todos los miembros de la sociedad salvaguardarlo y fomentarlo. En este sentido las organizaciones poco a poco han ido modificando su enfoque. De considerar muchas veces a los colaboradores como un medio para el cumplimiento de objetivos, hoy en día cada vez más organizaciones ven a los colaboradores como su principal activo, poseedores del know-how y el capital intelectual interno, los cuales representan la ventaja competitiva que puede determinar su supervivencia en el mercado laboral.Es por ello que la calidad de vida en el trabajo es un tema clave que, dentro del marco de la Responsabilidad Social Corporativa, ha tomado cada vez más fuerza en las organizaciones debido a que asegura en gran medida la sustentabilidad de la organización a largo plazo.

Existen diversos conceptos para definir la calidad de vida en el trabajo;sinembargo, de manera global se puede decir que se refiere al estado de satisfacción que se tiene en relación a la vida laboral con base en aspectos objetivos (bienestar material, ambiente físico, condiciones de trabajo) y subjetivos (autopercepción, factores internos y/o emocionales) por lo que influye en la salud, dignidad y bienestar de los individuos.Dentro de la calidad de vida en el trabajo influyen diversos factores entre los que destacan el involucramiento de los colaboradores en decisiones que afectan su trabajo, la percepción de equidad, los procesos internos de socialización, la satisfacción laboral, además del medio físico o instalaciones en la organización.

Sin embargo, uno de los temas esenciales se desarrolla en torno al equilibrio de vida laboral y personal que se refiere a la integración de las demandas laborales con los roles familiares (o roles externos al trabajo). El considerar los diversos roles que poseen los colaboradores fuera del contexto laboral (como hijo, padre, pareja) integra al colaborador en su totalidad rescatando su parte humana. Sin embargo, desde la perspectiva de la organización, la presión ha aumentado a través del tiempo a consecuencia de los cambios acelerados, la necesidad de tener tiempos de respuesta rápidos, la búsqueda constante de calidad y el enfoque hacia el cliente así como las implicacionesde tener una disponibilidad constante para el logro de metas y objetivos dentro de la organización.

Por otro lado, los horarios de trabajo, en la medida en que no faciliten la satisfacción de las necesidades familiares, puede relacionarse con mayor desgaste ocupacional. En México, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2010, el 30% de la población ocupada, labora más de 48 horas semanales.  Las jornadas largas de trabajo no solamente afectan la salud sino la seguridad de los colaboradores y disminuyen la productividad debido a la fatiga,  sino que también representan un costo financiero importante para las organizaciones.Dicha demanda ha tenido fuerte impacto en los colaboradores causando diversos efectos en ellos como estrés, tensión psicológica, detrimento en la salud física, depresión, ansiedad, agotamiento o burnout, abuso de sustancias, reducción en los niveles de concentración y atención, problemas en el funcionamiento familiar, al igual que efectos en el ámbito laboral como poca satisfacción,aumento en la petición de licencias por enfermedad, niveles bajos de compromiso con la organización, mayores intenciones de abandono, altos niveles de  ausentismo y poca productividad. Por otra parte, sobre todo en las grandes urbes,muchas veces las organizaciones no toman en cuenta el tiempo de traslados, ya sea a las oficinas de la organización o a las instalaciones de los clientes, lo cual significa tiempo invertido en el trabajo.

Por otro lado, los avances tecnológicos han tenido efectos en la calidad de vida en el trabajo. Por un lado han sido positivos ya que son medios eficientes para optimizar la comunicación, sin embargo también han tenido un impacto contrario en el balance de vida laboral y personal ya que fomentan la cultura de trabajar “en cualquier momento, en cualquier lugar”.

A este respecto, Las Mejores Empresas para Trabajar® han desarrollado estrategias en pro del bienestar de los colaboradores. Además de asegurar espacios físicos seguros y adecuados, existen desde organizaciones que desarrollan programas integrales donde se cuidan los aspectos fundamentales del ser humano (social, familiar, espiritual, mental, físico) y se integran diferentes tipos de prácticas, hasta organizaciones que implementan prácticas en relación a diversos temas de bienestar.

Por ejemplo, muchas organizaciones ofrecen actividades que integran y apoyan a la familia en diferentes aspectos como en celebraciones, actividades de apoyo comunitario o ambiental, beneficios y/o conferencias. En cuanto a horarios laborales existen otras que llevan a cabo programas de horario flexible, jornadas laborales reducidas, trabajo comprimido, home office o incluso acceso a oficinas virtuales.

Por otro ladomuchas organizaciones integran beneficios como seguros de gastos médicos (mayores y menores), seguro dental, acceso a seguros para automóvil, apoyo en momentos de necesidad o emergencias familiares, apoyo psicológico, apoyo nutricional, convenios con gimnasios y laboratorios médicos, vacaciones superiores a los de la ley, días personales, menús específicos en los comedores institucionales, etc.

A la par, también en muchas de ellas se organizan torneos deportivos o culturales, actividades de esparcimiento, convivios y celebraciones (para aspectos personales o logros institucionales). Otras prácticas interesantes se enfocan en la sensibilización a los colaboradores y sus familias sobre temas como el cuidado de la salud, educación, finanzas personales, escuela para padres, entre otros.

Otro aspecto importante para la calidad de vida es que la organización cuente con programas imparciales e integrales de gestión del desempeño, planes de carrera, formación, equidad salarial, así como oportunidades de crecimiento.Asimismo, es fundamental que los líderes cuiden la relación que tienen con sus colaboradores asegurando una comunicación constante y la oportunidad de que puedan involucrarse en decisiones que afecten su trabajo o ambiente laboral.

El fomentar la calidad de vida en las organizaciones trae consigo un sinnúmero de beneficios importantes tanto a nivel personal como organizacional, tales como: mayor lealtad de los colaboradores hacia la organización, reclutamiento y  retención del talento, mejores niveles de servicio al cliente, aumento en la productividad, mayores niveles de compromiso hacia la organizacióny de satisfacción laboral e índices bajos de ausentismo y rotación voluntaria.Es clave que las organizaciones consideren a la calidad de vida como un punto estratégico, necesario para asegurar la sustentabilidad y sostenibilidad en el mercado laboral..

La Maestra Jennifer Amozorrutia, forma parte del área Investigación y Mejores Prácticas de Great Place to Work® Institute – Mexico.

email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
sitio web: www.greatplacetowork.com.mx/
Teléfono: (55) 5251-1858