Más Artículos

Cómo fluir en la Toma de Decisiones

choice2
¿Alguna vez te has sentado a pensar qué decisión tenías que tomar, pero en realidad no podías, Sientes que necesitas más información o una bola de cristal para saber qué hacer? Muchas veces, tratamos de evitar tomar esa decisión porque puede ser la equivocada.

Esto se termina convirtiendo en un hábito difícil de dejar de lado, es una posición sumamente cómoda. Es muy común dilatar una decisión en un puesto de trabajo o en una organización. El temor, es el gran inconveniente para establecer una buena comunicación con las demás personas y se paga un precio muy alto por no querer tomar una decisión en el momento oportuno.

Pero ¿Qué pasa cuando esa decisión cuesta el crecimiento de una empresa o de un negocio? Esa frase se escucha mucho. Así que hay que analizar cada una de las posiciones que hay delante a la hora de tomar esa decisión. El miedo a equivocarse puede paralizar a cualquier persona para alcanzar su éxito. Impide hacer las cosas de manera correcta.

Esto se trata de un proceso de aprendizaje y de crecimiento emocional, tal como lo hicimos cuando éramos niños, no hay otra manera de superar el miedo.

No siempre se puede hacer una gran investigación, analizar o poner los datos sobre la mesa, como lo hacen las grandes corporaciones. La vida, a veces, nos presiona para que esas decisiones sean rápidas, el tiempo nos corre.

Esto no quiere decir que uno tome una posición de imprudencia o de elegir a ciegas, pero se debe dejar que las fichas caigan donde debe caer.

Los grandes empresarios toman decisiones de forma rápida, y no siempre tiene toda la información delante de ellos, sino que se basan en su experiencia, aprendieron a confiar en su instinto y a comunicarse con los demás sobre determinados temas.

¿Cómo llegaron a esa experiencia? A través de saber tomar las decisiones necesarias en el momento oportuno, y sobre todo, de aprender de sus errores. Ellos suelen decir que es necesario "caer rápidamente hacia adelante", saber qué es lo que funciona y qu no. Superan sus errores para seguir adelante.
Mientras que otros, esperan hasta que todo sea perfecto, necesitan que las cosas estén en su sitio para que adquieran experiencia.

Muchas empresas exitosas consiguen posicionar sus productos y servicios, porque se establecieron metas a largo plazo o supieron escuchar los comentarios de sus clientes.

Hay que recordar que una decisión va a ser precedida por otra decisión. Una vez que se toma ésta va tener sus consecuencias buenas o malas, y por ende, vas a tener que tomar nuevas decisiones. Este procedimiento siempre va a ser igual, lo mejor es tener las herramientas para realizarlas. Tomar la iniciativa es la jugada más difícil, pero una vez que se hace, las cosas se acomodan solas.

Si tomar decisiones te sigue produciendo miedo, lo mejor es empezar con la práctica de algo pequeño, y luego, tomar decisiones importantes. Esto depende de la confianza que uno se tenga como persona, y en los conocimientos que uno ha adquirido a lo largo del camino. No sientas remordimiento, aprende de tus propias decisiones y sigue adelante.

Podría ser más simple de lo que piensas. Decide rápidamente, y si no fue la mejor decisión, lo has hecho con la mejor intención, pero habrás aprendido algo de ello. Tendrás nuevas oportunidades para decidir. Expande tus conocimientos poniéndolos en práctica en tu beneficio. Recuerda que tú tienes el poder de encaminar tu vida hacia donde tú deseas. Sólo es una cuestión de tomar la iniciativa.

Te mereces afrontar tu vida con todo el potencial que tienes guardado en tu interior. ÉXITOS...

El Lic. Carlos Servín es Director General de Seminarios Carpe Diem. por el equipo de Funiber.
email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
sitio web: www.seminarioscarpediem.com
teléfono: (55) 4332 8136 y 044 55 5217 1661