Más Artículos

Del Temor al Coraje

choice2

El éxito de una presentación radica en que el expositor pueda expresarse de manera clara, concreta y segura.  


 Y eso lo podemos hacer todos, claro cuando el temor no nos hace usar muletillas, esconder las manos, pararnos como un palo o esconder la mirada en las diapositivas.

Así que todas las técnicas del mundo son inútiles si no podemos controlar el temor. Para hacerlo, los vamos a invitar a trabajar en dos dimensiones diferentes: la primera es enfrentar el miedo. ¿A qué es que le tenemos miedo? ¿Qué es lo peor que puede pasar? Cuando logramos ponerle palabras a ese temor nebuloso, automáticamente empieza a desvanecerse. Una vez que tenemos claro a que le tememos, lo que hay que hacer es validarlo: ¿Es verdad que si me val mal, me van a despedir? ¿Es verdad que mi carrera depende de esta presentación? Lo más seguro es que descubras que tus temores son realmente exagerados y que no concuerdan con la realidad.

La otra forma de manejar este temor es transformándolo. El temor es un tipo de energía que nos paraliza y nos trastorna. Lo que hay que hacer es transformar esa energía en una emoción más funcional: el coraje. El coraje es el temor transformado en fuerza. Es decirse a sí mismo: “No me voy a dejar”, “yo puedo”, “voy a demostrarles quién soy”. Es tomar esa energía que está ahí y no la podemos negar y convertirla en gasolina para tu presentación.

Tratar de negar los nervios y hacer de cuenta que no existen no funciona. Hay que enfrentar el miedo, cuestionarlo y transformarlo en coraje!!

Julián Jordan es Director para Latinoamérica de Do it Internacional

email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
teléfono: (55) 4437-0677
sitio web: www.doit.com.mx

 

 

Ir Arriba