Más Artículos

¿El “Bienestar Empresarial” (Wellness) es para mi empresa?

choice2

Algunos han llegado a la errada conclusión de que: “eso del Bienestar Empresarial aquí no sirve”. 

Quisiéramos gozar de los beneficios de una fuerza laboral motivada, comprometida e incluso feliz pero ya probamos una vez y no funcionó.

Las razones de esto pueden ser varias. ¿Qué pasa si estás trabajando y de repente llegan dos personitas vestidas de morado, ponen música, gritan “¡TODOS ARRIBA!” y te ponen a hacer ejercicios aeróbicos durante siete minutos y se van?

¿Divertido? ¡Por supuesto que no! Los esfuerzos en cuanto a Bienestar Empresarial deben ser:

1) Altamente atractivos y por ningún motivo obligatorios.
2) Basados en la situación real de la empresa y nunca en la que suponemos.
3) Dirigidos a objetivos claros y medibles, acorde a estrategias efectivas.
4) Parte de un proceso con monitoreo de resultados, y una vez alcanzados los objetivos, ejecutar un plan de seguimiento.

¡No tengo tiempo de todo eso!

Si no cumplimos con cada uno de estos aspectos, seguramente llegaremos erróneamente a concluir: “Los programas de Wellness no funcionan en esta empresa… ni modo”.

Las razones para que esto suceda pueden ser varias. Por ejemplo:

1. No se realizó un análisis completo y efectivo para determinar las áreas a trabajar.
2. Se implementaron actividades que no lograron captar la atención de los empleados.
3. Se realizaron encuestas, pero aunque fueron anónimas, los participantes no expresaron lo que realmente sienten.
4. No se atacaron todas las áreas que se deberían trabajar por intereses personales.
5. El encargado de implementar el programa de bienestar ya se fue de la empresa, está muy ocupado o se siente sobresaturado y desmotivado.
6. Fue fugaz: No se lograron mantener los resultados logrados.


Un Programa que SÍ funciona

Cuando esto se hace a través de una empresa especializada en Bienestar Empresarial que posee una metodología efectiva ya desarrollada y probada (pues crearla internamente desde cero es muy costoso y tardado) los resultados son completamente distintos.

Al implementar las actividades correctas podemos disuadir gradualmente los ambientes laborales tóxicos y lograr ambientes laborales positivos. Recordemos que se trata de un proceso que requiere compromiso y recursos a través de varias etapas. Si no se está dispuesto a aceptar esto es mejor ni siquiera intentarlo.

¿Quién pensaría que unos cuántos talleres, un torneo nutricional o unas clases de yoga podrían hacer que la empresa dé un giro de 180º?

La clave está en que los empleados vean sólo “lo divertido”, sin embargo hay mucho más atrás de esto. Para determinar las actividades que lograron impactar las áreas que realmente le dolían a la empresa, existió un minucioso proceso de análisis.

Lo que queremos es que el usuario únicamente vea la clase de salsa en la que se puso a bailar con el de cuentas por pagar, la experiencia vivencial en donde por fin se sintió parte de la empresa, o el taller en donde aprendió cómo manejar su estrés. Pero sólo quienes están detrás de esto conocen los objetivos y la metodología de todo esto. De esta forma, los resultados se van dando de manera natural.

¡Convénceme! ¿Qué gano yo con el bienestar empresarial?

Un empleado desgastado es fácil de identificar. Ya no duerme bien ni se levanta con ánimos. Tarde o temprano abrirá los ojos y se dará cuenta que ya no quiere seguir en esa empresa. Los costos de esto son terribles. El costo medio de reclutamiento, selección, inducción y capacitación en México está alrededor de los $12,000 pesos, sin contar el costo de que esta persona se vaya con la competencia.

Creemos que la lealtad ya no existe. Pero cuando logramos escuchar, entender y motivar a nuestra gente hacemos que su autoestima crezca, que estén más enfocados y puedan comenzar o regresar a una vida saludable. Los empleados valoran a la empresa que los valora. Se vuelve una empresa en donde todos quisieran trabajar.

Es inmensamente más productivo un empleado con una mente despejada en un cuerpo saludable, ¿alguien lo duda? De esta forma los empleados disfrutan su trabajo, el ambiente laboral se vuelve positivo y las cosas finalmente comienzan a funcionar como deberían! Suena como una locura no querer formar parte de esto, ¿cierto?

Samy Nader Meljem
Director Comercial Balance Positivo

email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

sitio web: www.balancepositivo.mx
Teléfonos: (55)2123-2419