Más Artículos

El Origen de la Toma de Decisión: Un enfoque ético en las organizaciones.

choice2


En nuestra época presente, vivimos una realidad en constante e inminente cambio,conduciéndonos a una necesidad de adaptación tanto interna como externa del ámbito empresarial.

Ante esta transformación constante, el hombre genera procesos complejos de decisión, tanto en su vida profesional como personal, que en muchas ocasiones, queda nulo el sentido de vida.

Este hábito de toma de decisiones constante ha surgido debido a que la libertad ha tenido un papel muy protagónico y vivo en la sociedad (especialmente en el mundo occidental). A esta cosmovisión se le conoce como Posmodernismo, en donde el hombre está en una búsqueda constante de llegar al punto máximo de motivación: su realización como persona humana.

Esto involucra una toma de decisiones constante en todos los ámbitos de la vida del ser humano, no sólo laboral sino personal y social. Pero,¿cuál es el origen de esta premisa?, ¿por qué este camino es exclusivo para individuos netamente humanos y no para otros seres vivos como (animales, peces, anfibios)? ¿Qué nos hace ser sujetos decisores?

Demos un vistazo a la época de los grandes griegos. Aristóteles, filósofo griego de la época de 385 ap. 422 a.C,afirmaba con enorme convicción que“toda materia tiende a su naturaleza”, es decir, a su bien. Tomemos el ejemplo de un lápiz: su naturaleza es escribir, para eso fue hecho. Igualmente con la gravedad: al dejar caer el lápiz caerá al suelo, es decir a su naturaleza, por lo tanto es una acción que tiende hacia su bien. ¿Qué pasa con el ser humano? a diferencia de los objetos y seres del reino animal y vegetal, nace COMO UN SER LIBRE POR NATURALEZA; por lo tanto, el “hombre dirigirá sus acciones hacia su bien”.

Pero, a diferencia de otros seres vivos, que su misión en la vida sólo consiste en seguir el proceso de nacer, crecer, reproducir y morir, ¿por qué es tan complejo para el hombre cumplir su misión de vida, su naturaleza?. Esta libertad innata le brinda al hombre la capacidad de ELEGIR, respondiendo a la pregunta qué debe hacer.El acto de elegir hace del ser humano un ser ético.

Esta es la controversia más compleja del ser humano, pues debe responder a la pregunta ¿qué está bien y qué está mal hacer?, la interrogante real sería ¿qué tiende a su naturaleza (a su bien) y qué no?. El hombre es un ser CONSCIENTE, por lo tanto posee la facultad del RACIOCINIO la cual propicia al individuo a adquirir CONOCIMIENTO de su medio a través de la experiencia, estudio científico, etc. El conocimiento permite al hombre consolidar un juicio de valores internos voluntariamente elegidos, formando así el CARÁCTER de la persona: qué acciones/actos considera más valiosas para el mismo y para la humanidad. A partir de este código moral, se realizará el actuar del hombre.

Víctor Frank, autor de la obra El Hombre en busca del sentido (1991) escribe: “Lo que estoy decidiendo es bueno para el ser humano y causa sentido para mi, me hace ser yo mismo entonces es ético”. Es decir, la naturaleza del ser humano es decidir aquello que le causa sentido, a lo que es llamado para, en función a su código de valores elegidos. A esto último es denominado como vocación (del latín vocatio: = llamar) la cual, idealmente debe explotarse en la profesión.

Proyectando lo antes mencionado a la cultura empresarial, un concepto esencial que el mundo empresarial está implantando en el factor humano es el sentido de pertenencia organizacional. Siguiendo esta misma línea, es preciso que los empleados y directivos analicen si el código de ética institucional es congruente a su vocación y por su puesto s su código de valores como empleado/directivo. Esto se verá reflejado en las decisiones realizadas durante el proceso administrativo: planear, organizar, dirigir y controlar.

Al existir esta sinergia positiva en ambos factores, el actuar institución- empleado irá dirigido a un mismo camino/ misión institucional y por ende estará implícita la misión humana de cada miembro de la organización: realización personal y profesional.

Clave Consultores S.A de C.V.



Sitio Web: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
email: www.iclave.com