Más Artículos

Para pensar en el retiro

choice2En el ir y venir de la vida cotidiana, difícilmente nos queda tiempo de pensar en el futuro, en el momento en el que la naturaleza o el mercado laboral ya no nos permita ser productivos.

Sin embargo las estadísticas indican que el número de adultos mayores se incrementa superiormente a lo que venía considerándose anteriormente, esto debido al cambio en la pirámide poblacional, lo cual se puede comprender con un ejemplo muy sencillo:

Estimado lector, haga favor de enumerar cuántos tíos tiene, ahora compárelo con el número de hijos y si usted está dentro del promedio de la población el primer número debe ser considerablemente mayor que el segundo, aunado a la expectativa de vida que gracias a los avances de la medicina moderna se pueden tener, debemos esperar “muchos años de pensión”.

Para que los años de pensión no sean un suplicio ni para el adulto mayor ni para su familia, es un acto de responsabilidad tratar de controlar la parte que nos toca, la financiera, ya que el no tener carencias de este tipo coadyuva a una mejor calidad de vida en la vejez.

Si usted ha cotizado en el Instituto Mexicano del Seguro Social, sepa que ha generado una serie de derechos importantes para ese momento y si se inscribió por primera vez antes del 1 de julio de 1997 le tengo una buena noticia, usted no dependerá de su cuenta de la AFORE sino que tiene derecho a una pensión que si cuida los elementos con los que ésta se construye puede llegar a ser de un importe considerable.

REQUISITOS PARA UNA PENSIÓN SOBRE LA LEY IMSS 1997:
· Haber cotizado en el IMSS desde antes de julio de 1997.

· Tener cotizadas al menos 500 semanas y ubicarse en período de conservación de derechos.

· Haber cumplido 60 años (para pensión por cesantía) o 65 (para pensión por vejez).

· Estar privado de trabajo remunerado.

De reunir estos requisitos puede tramitar la pensión que le corresponda de acuerdo a su edad y en el peor de los casos gozará de la pensión mínima garantizada que para 2013 asciende a $2,253.81 mensuales, sin embargo permítame comentarle que ese monto puede ser considerablemente mayor si se aplica a reunir más semanas y con mejores salarios de cotización.

PASOS A SEGUIR PARA LOGRAR UNA PENSIÓN:

Guardar la documentación sobre altas y bajas en el Instituto
Solicitar el reconocimiento de semanas cotizadas, esto hay que hacerlo con independencia de que nos encontremos cerca del momento de la pensión o aún nos falten muchos años, ya que nos permitirá en su caso hacer aclaraciones que redunden en una mejor pensión
Realizar un cálculo previo antes de dejar de trabajar ya que para iniciar el trámite debe estar privado de trabajo remunerado.
Estar en periodo de conservación de derechos: En función de las semanas cotizadas, si el aspirante a pensión no se encuentra cotizando, conserva sus derechos por un periodo equivalente al 25% de las semanas que tenga cotizadas , por ejemplo si un trabajador tiene 936 semanas cotizadas y dejó de laborar hace tiempo debe de tener claro que durante 234 semanas (936*25%) conserva sus derechos, lo cual significa aproximadamente 4 años y medio, si ya tiene más de este tiempo sin cotizar ya no está en periodo de conservación de derechos y para recuperarlo deberá:
Si la interrupción es menor a 3 años se le reconocen al momento de su inscripción al régimen obligatorio (es decir con que regrese a laborar y por lo tanto a cotizar al IMSS).
Si se encuentra entre 3 y 6 años se le reconocerán cuando cotice un mínimo de 26 semanas (consecutivas o no).
Si es mayor de 6 años se le reconocerán al cotizar 52 semanas (consecutivas o no).

CÁLCULO DE LA PENSIÓN:

La cuantía anual de la pensión se determina combinando elementos tales como edad, semanas cotizadas, salario base de cotización promedio de las últimas 250 semanas. Con estos elementos se determina la cuantía básica y la cuantía de incrementos.
Para la cuantía básica: Salario promedio * días del año * % de artículo 167**
Para la cuantía de incrementos: Salario promedio * días del año * número de incrementos*% de artículo 167**
** La tabla del artículo 167 consta de 3 columnas, la primera de ellas ubica en veces de salario mínimo el grupo al que pertenece quien promueve la pensión, la segunda columna será el porcentaje de cuantía básica que entre más bajo es el salario más porcentaje corresponde a la cuantía básica, ya que de hasta 1 vez el salario mínimo (primer renglón) da un 80% de cuantía básica, hasta más de 6.01 veces el salario mínimo (último renglón) da un 13% de cuantía básica, la tercer columna será el porcentaje de cuantía de incrementables que entre más bajo es el salario menos porcentaje corresponde a la cuantía de incrementables, ya que de hasta 1 vez el salario mínimo (primer renglón) da un 0.5630% de cuantía de incrementables, hasta más de 6.01 veces el salario mínimo (último renglón) da un 2.4500% de cuantía de incrementables, los incrementos se determinan con el excedente de semanas cotizadas una vez disminuidas las 500 requeridas para la cuantía básica se dividen entre 52 el resultado será el número de incrementos cuando el residuo sea mayor a 26 se considerará un incremento adicional.

Ejemplo:

Semanas cotizadas 1,400, salario diario promedio de las últimas 250 semanas $500.00 (>6.01 veces el salario mínimo).

% de cuantía básica correspondiente 13.00%
Salario base 500.00
Días del año 365
Cuantía básica anual 23,725.00

Más: 
Incrementables:
Semanas cotizadas 1400
(-) Semanas de cuantía básica 500
(=) Excedente 900
Entre 52
Incrementables 17.30
Redondeo por residual > 26 
18 (*)
% de cuantía incrementable 2.45%
(=) % total de incrementables 44.1%
Salario base 500.00
Días del año 365
Cuantía incrementable anual 80,482.50

Igual: Cuantía anual de la pensión $104,207.50

A la cuantía anual se le aplica el % que corresponda a la edad en que se hace el trámite, considerando que a partir de 60 años toda fracción de más de 6 meses considera el año siguiente: 60 años 75%, 61 años 80%, 62 años 85%, 63 años 90%, 64 años 95% y de 65 años en adelante 100%.

Si suponemos quien la tramitaen nuestro ejemplo tiene 63 años y 10 meses le corresponderá el 95% de la cuantía anual a la cual se le aplican los siguientes incrementos:
Las pensiones se incrementan con el 11% por Decreto + el 15% por asignación familiar. :

Cuantía anual de la pensión $104,207.50

(*) % para 64 años 95%
(=) Cuantía anual de pensión por cesantía para 64 años $98,997.12
(+) 11% de incremento pro Decreto 10,889.68
(=) Base para incremento de asignación familiar $109,886.80
(+) 11% de incremento por asignación familiar 16,483.02
(=) Total anual de la pensión $126,369.82

Otros incrementos:
Por cada hijo de 16 y hasta 25 años que se encuentre activo en el sistema educativo se otorgará un 10% adicional.
Tendrá derecho a un aguinaldo de 30 días.

¿QUÉ HACER PARA INCREMENTAR LA PENSIÓN?

Para lograr la mejor pensión posible se recomienda cotizar a tope (25 salarios) las últimas 250 semanas, lo cual pude lograrse mediante la continuación voluntaria en el régimen obligatorio, éste no permite modificaciones salariales, es una inversión importante por 5 años pero el monto de la pensión cambiaría considerablemente, para ejemplificar lo anterior desarrollamos los cálculos con el tope de 2008 de salario diario $1,314.75 y el total anual de la pensión de $126,369.82 pasaría a $332,289.45 lo que significa un promedio mensual de 27,690.78 + aguinaldo.

CONCLUSIÓN: La responsabilidad de un buen retiro, implica planeación, inversión y dedicación, esto nos ayudará a tener mayor calidad de vida al momento de la pensión. Pre calcule sus estimaciones y consulte a los especialistas que puedan auxiliarle en este tema que por su importancia amerita tal dedicación.


El CPC Luis Guillermo Delgado Pedroza es Socio Director
de Corporativo Fiscal Década, S. C.
email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
sitio web: www.cofide.org
teléfono: (55) 4630 4646