Más Artículos

¿Te adaptas fácilmente al cambio?

choice2

"El cambio es difícil porque las personas sobreestiman el valor de lo que tienen, y subestiman el valor de lo que pueden ganar si lo dejan ir".

James Belasco and Ralph Stayer


Como todos sabemos, el mundo cambia cada vez más rápido. Lo que Charles Darwin menciona acerca de la sobrevivencia de las especies es totalmente cierto: "no es el más fuerte el que sobrevive, sino el que se adapta mejor".

Pero para muchos de nosotros, adaptarnos al cambio es un proceso difícil. Por lo tanto, debemos reforzar y trabajar más en desarrollar nuestra habilidad para ajustar nuestras emociones, pensamientos y comportamiento a situaciones y condiciones cambiantes; ser flexibles y estar abiertos a nuevas ideas, tecnologías, procesos y personas.

La adaptabilidad requiere de flexibilidad para tomar en cuenta múltiples perspectivas de una situación dada. Se refiere a la habilidad total de adaptarse a lo no familiar, a lo impredecible y a las circunstancias dinámicamente cambiantes. Esto depende de la habilidad de estar cómodo con la ambigüedad, mantener la calma cuando sucede algo inesperado y ver las oportunidades que surgen por los cambios, en vez de centrarse en los peligros.

Claro, esto se dice fácil, pero como observamos tanto en la historia, en las organizaciones y hasta en nuestra propia vida, los cambios no son tan sencillos de aceptar. Nos resistimos incluso ante los cambios positivos.

Como dice el refrán: "más vale malo por conocido que bueno por conocer" para darle sentido a esta resis-tencia. Lo observamos, por ejemplo, hace unos años en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, en donde los ciudadanos prefirieron ratificar y mantener a George W. Bush en el poder por un segundo ciclo (para asombro y tristeza del resto del mundo). Claro, no fue sólo resistencia al cambio lo que lo llevó nuevamente al poder, sino también una utilización maquiavélicamente efectiva del miedo y los valores conservadores.

Lo cierto es que la adaptabilidad es un componente importante de la inteligencia emocional y las personas u organizaciones con altos niveles de adaptabilidad:

Son flexibles en la manera de ver y responder ante situaciones diversas.

Están abiertas a escuchar y poner en práctica diferentes ideas y formas de hacer las cosas.

Buscan conocer y evaluar cons-tantemente lo que sucede, y están dispuestas a escuchar la verdad, aunque ésta sea adversa. (Decía Winston Churchill: el valor es lo que se necesita para ponerse de pie y hablar, pero sobre todo el valor es lo que se necesita para sentarse a escuchar).

Pueden cambiar su forma de pensar cuando las evidencias señalan que están equivocados.

Son capaces de manejar prioridades cambiantes y hacer rápidas modificaciones en torno a ellas.

Son ágiles, sinérgicos y capaces de reaccionar ante los cambios sin rigidez.

Saben tomar riesgos, y adaptan rápidamente sus respuestas y tácticas ante los mismos.

Pueden vivir con la incertidumbre y no les parece difícil hacer cosas nuevas, cambiar procesos, adaptarse a la nueva tecnología o hacer ajustes en general.

Se comprometen a cambiar lo que desean cambiar y hacen un plan detallado para ello.

Saben comunicar de forma directa, adecuada y oportuna cuáles serán los cambios, qué efectos tendrán y cuál va a ser la forma de afrontarlos, para evitar rumores.

Están conscientes de que manejar mal los procesos de cambio puede redundar en resistencia, mayores costos, mayor tiempo de adaptación e incluso sabotaje.

Reconocen que para lograr el cambio, es importante invitar, comprometer y motivar a todos los involucrados. Los numerosos casos de cambio organizacional en los que hemos participado como consultores, nos demuestra que esto no funciona bien si se hace por "cascada" (por niveles, desde los líderes hacia sus colaboradores), pues los mensajes clave se van perdiendo; sino que se debe planear una estrategia de comunicación hacia todo el personal, en un proceso de "pared a pared". De esta forma se invierte menos tiempo, dinero, esfuerzo y desgaste emocional, además de lograr el proceso de cambio de manera efectiva.

La adaptabilidad es uno de los prerrequisitos más importantes para desarrollar individuos, equipos y organizaciones de alto desempeño.

Victoria Holtz
Consultora Empresarial
Dir. Gral. TMI – TACK México

email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
sitio web: www.tmiconsultoria.com