Humor

El vendedor de Coca-Cola

Un vendedor de Coca-Cola que fue enviado a Arabia Saudita vuelve sin haber vendido ni una sola Coca-Cola. Su compañero le pregunta: "Con lo buen vendedor que eres, ¿cómo es que no has tenido éxito con los saudíes?"

El vendedor le explica: "Yo fui con todos mis argumentos de venta pero ellos no hablaban inglés y yo no hablo árabe. Así que diseñé una estrategia de marketing basada en imágenes para que entendieran lo que vendía y las propiedades de la Coca-Cola.

Lo hice a través de 3 carteles:

-Primer cartel: un hombre derrumbado por el cansancio en la arena del desierto agotado y desmayado.

-Segundo cartel: El hombre bebe la Coca-Cola -Tercer Cartel: Nuestro hombre está completamente repuesto, refrescado y es capaz de correr con total vitalidad por todo el desierto.

Puse esos carteles por todo Arabia Saudita.

Su compañero le dice: "Dios mío, qué buena idea ¿Cómo es que no te funcionó y se dispararon las ventas de Coca-Cola?.

El vendedor le responde: "Por la mala suerte. Joder, nadie me dijo que ellos lo leen todo de derecha a izquierda"

Moraleja: Por muy buena que sea una estrategia comercial, de nada servirá si no conoces a tu mercado potencial.

La viejita

Una viejita fue un día al Banco llevando un bolso lleno de dinero. Insistía en que quería hablar con el presidente del Banco para abrir una cuenta de ahorros porque "es mucho dinero".

Después de mucho discutir la llevaron ante el presidente del Banco. Éste le pregunta cuánto quería ingresar. Ella dijo que dos millones de dólares y vacía su bolso encima de la mesa.

El presidente naturalmente sentía curiosidad por saber de dónde había sacado tanto dinero y le pregunta:
- Señora, me sorprende que lleve tanto dinero encima, ¿de dónde lo ha sacado?.
La viejita contesta:
- Hago apuestas.
- ¿Apuestas?, - pregunta el presidente -. ¿Qué tipo de apuestas?.
La viejecita contesta: bueno, por ejemplo, ¡le apuesto a usted un millón a que sus testículos son cuadrados!.
El presidente soltó una carcajada y dijo:
- Esa es una apuesta estúpida. Usted nunca puede ganar una apuesta de este tipo.
La viejecita lo desafía:
Bueno, ¿estará usted dispuesto a aceptar mi apuesta?
- Por supuesto, respondió el presidente.
- Apuesto un millón de dólares a que mis testículos no son cuadrados.
La viejita dijo:
- De acuerdo, pero como hay mucho dinero en juego, ¿puedo venir mañana a las 10h con mi abogado para que haga de testigo?
- Por supuesto, - respondió el confiado presidente -.
Aquella noche el presidente estaba muy nervioso por la apuesta y pasó largo tiempo mirándose sus testículos en el espejo, volviéndose de un lado a otro una y otra vez. Se hizo un riguroso examen y quedó absolutamente convencido de que sus testículos no eran cuadrados y de que ganaría la apuesta.
A la mañana siguiente a las 10:00 en punto la viejita apareció con su abogado en la oficina del presidente. Hizo las oportunas presentaciones y repitió la apuesta de un millón de dólares a que los testículos del presidente son cuadrados.
El presidente aceptó de nuevo la apuesta y la viejita le pidió que se bajara los pantalones para que todos las pudieran ver. El presidente se los bajó. La viejecita se acercó y miró sus testículos detenidamente y le preguntó si las podía tocar.
- Bien, de acuerdo, dijo el presidente, un millón de dólares es mucho dinero y comprendo que quiera estar absolutamente segura.
Entonces se dio cuenta de que el abogado estaba golpeándose la cabeza contra la pared. El presidente preguntó a la viejita:
- ¿Qué le pasa a su abogado?.
Ella contestó:
- Nada, sólo que he apostado con él cinco millones de dólares a que hoy a las 10:00am tendría los testículos del presidente de un Banco en mis manos.

MORALEJA: Amplia tu visión, siempre hay más oportunidades de lo que parece.

Técnicas de venta

El señor Rodríguez consigue un puesto como vendedor en una tienda, el gerente le dice que trate muy bien a los clientes y que los convenza de comprar algo más de lo que están buscando. El gerente le pide al nuevo empleado que observe cómo lo hace él, para que aprenda cómo hacerlo. Al momento de que entra una señora a la tienda el gerente se le acerca y le pregunta:
GERENTE: -¿Buenas tardes señora, ¿En qué la puedo ayudar?
CLIENTA 1: -Quisiera un líquido limpia vidrios
G: -Con mucho gusto, aquí lo tiene señora, ¿Y por qué no aprovecha y se lleva también un lustra muebles?
C1 -¿Y yo para qué quiero un lustra muebles?
G: -Bueno, porque si limpia solamente los vidrios, los muebles se verán sucios, pero si los lustra, toda la casa se verá reluciente
C1:-¡Tiene toda la razón, muchas gracias por el consejo!

Se va la clienta muy contenta y el gerente le dice al Sr. Rodríguez que atienda a la señora que acaba de entrar, para ver si había aprendido la técnica de atender a los clientes.

RODRÍGUEZ: -¿Buenas tardes señora, ¿En qué la puedo ayudar?
CLIENTA 2: -Quiero un paquete de toallas femeninas
R:-Con mucho gusto, aquí lo tiene, y ¿Por qué no aprovecha y se llleva un líquido limpia vidrios y un lustra muebles?
C2: -¡Pero qué ridiculez!, ¿Y para qué quiero yo un limpia vidrios y un lustra muebles?
R: Buen, es que como no va a poder tener relaciones en una semana, por lo menos aprovecha y deja la casa reluciente.

 

LA ALBERCA

Un millonario realizó una fiesta en una de sus mansiones, y en determinado momento, pide silencio y ve hacia la alberca donde criaba cocodrilos y dice: el que logre cruzarla y salir vivo al otro lado se ganará un carro de super lujo. ¿Alguien se atreve?

Espantados, todos los invitados permanecen en silencio y el millonario insiste: El que se lance a la alberca y logre cruzarla y salir vivo al otro lado se ganará el coche y un viaje a Europa todo pagado con un acompañante. ¿Alguien se atreve?

El silencio impera, y una vez mas, ofrece: El que se lance a la piscina, logre cruzarla y salir vivo al otro lado, se ganará todos el coche, el viaje y una casa...... En ese momento, alguien salta a la piscina. La escena es impresionante... Una lucha intensa, el hombre se defiende como puede, agarra la boca de los cocodrilos con pies y manos, tuerce sus colas y llega hasta el otro lado.

Después de algunos minutos de terror y pánico, sale el valiente hombre, lleno de arañazos y moretones. El millonario se aproxima, lo felicita y le pregunta si quiere decir unas palabras, a lo que él contesta: -¡Me las va a pagar el que me aventó! Moraleja: Somos capaces de realizar muchas cosas que a veces ni nosotros mismos creemos, sólo necesitamos un empujoncito.

Matrimonio imposible

Una mujer peleando con su tonto marido le confiesa a su esposo que ella le fue infiel:

Mujer: -Y también te digo que el niño no es tuyo
Hombre: -Pues tuyo tampoco
M: -¿Y entonces de quién es? Si yo misma lo parí
H: No sé de quién sea, cuando nació en el hospital y que estaba sucio y me dijiste que te ibas a dormir, me dijiste que lo cambiara, y lo cambié.

DOBLE MORALEJA:
1-Las malas acciones salen a luz y de alguna manera se castigan.
2-Elige bien a tu personal para que entienda bien las instrucciones.

Solución en tiempo de crisis

En la selva, un señor  lleva a su perrito, éste se extravía y comienza a vagar solo por la selva. En eso ve a lo lejos que viene una pantera enorme a toda velocidad. Al ver que la pantera lo va a devorar, piensa rápido qué hacer. En eso ve un montón de huesos de un animal muerto y empieza a mordisquearlos. Cuando la pantera está a punto de atacarlo, el perrito dice: – ¡Ah Qué rica pantera me acabo de comer! La pantera lo alcanza a escuchar y frenando en seco, gira y sale despavorida pensando: – Quién sabe qué animal será ese ¡No sea que me coma a mí también!

Un mono que andaba trepado en un árbol cercano, vio y oyó la escena… Sin más, salió corriendo tras la pantera para contarle como la había engañado el perrito:  La pantera, furiosa, sale corriendo a buscar al perrito, éste ve a lo lejos que viene nuevamente la pantera con el mono y en vez de salir corriendo, se queda sentado dándoles la espalda, como si no los hubiera visto, y en cuanto la pantera está cerca de atacarlo de nuevo, el perrito exclama: – ¡Este mono estúpido! hace como media hora que lo mandé a traerme otra pantera y todavía no aparece!

Conclusión: En lugar de huir de los problemas, usa tu inteligencia para poder sortearlos.

Comparaciones

Un mecánico está desmontando el cabezal de una moto, cuando ve a un cardiocirujano muy conocido.
El médico está mirando al mecánico trabajar. El mecánico deja de pronto la tarea y pregunta:
-Doctor, ¿puedo hacerle una pregunta?
El cardiocirujano acepta y se acerca a la moto en la que está trabajando el mecánico. El mecánico se levanta y comenta:
- Doctor, mire el motor. Yo abro su corazón, saco las válvulas, las reemplazo, lo cierro nuevamente y cuando termino vuelve a funcionar como si fuera nuevo. ¿Cómo es, entonces, que yo gano tan poco y usted tanto, cuando nuestro trabajo es prácticamente el mismo?
El cirujano sonríe, se inclina y le habla en voz baja al mecánico:
- Intente hacerlo con el motor funcionando.

Una llamada inesperada

Un empleado que trabaja en una gran empresa toma el teléfono marca a una extensión y dice:

-Hola preciosa, eres la mujer más linda de la empresa, tienes unos labios muy sensuales

Al otro lado del teléfono se oye una voz que dice:
- Oye miserable te equivocaste de extensión. ¿Sabes con quien estás hablando?. Está hablando con el director general. Estúpido..
Y el otro contesta:
- Y tú explotador, pedazo de hipócrita. ¿Sabes con quien estás hablando?
- ¡No!
- Qué bien  (y cuelga el teléfono).

CONCLUSIÓN:

Muchas veces se presentarán situaciones inesperadas, sin embargo con inteligencia y creatividad se pueden resolver. Pero lo más importante es aprender de los errores para que no vuelvan a ocurrir.

El mentiroso

Un hombre estaba sentado tranquilo, leyendo el periódico cuando su esposa, furiosa, llega de la cocina y le revienta un sartenazo por la nuca, ¡¡¡ZAAAAAASSSSSSSSSSSS!!!
-¡¡¡¿Pero qué te pasa,?!!!
- ¡¡¡Es por el papelito que encontré en el bolsillo de tu pantalón con el nombre de Maria Luisa y un número!!!
- Amorcito… ¿te acuerdas del día que fui a la carrera de caballos? Pues sí, María Luisa era el caballo al que aposté, y el número es cuánto estaban pagando por la apuesta.
Satisfecha con la respuesta, la mujer se retiró pidiendo disculpas…
Días después, estaba él nuevamente, sentado leyendo el periódico cuando… ¡¡¡ZAAAAAAASSSSSSS!!! Recibe un nuevo sartenazo.
Más asustado, que idiota por el golpe, él le pregunta:
- ¿Ahora por qué?
- ¡Acaba de llamar tu caballo!

Conclusión: En primer lugar hay que evitar incurrir en malas prácticas, en segundo lugar siempre hay que decir la verdad acerca de los productos o servicios que vendes, pues la verdad siempre sale a relucir. Se puede engañar a un cliente una vez, pero después nunca volverán a comprar además de generar publicidad negativa..

Los cuernos

Un tipo algo ingenuo, que llevaba meses viajando para atender sus clientes, volvió a su hogar y descubrió sorprendido que tenia un hijo negro. Debido a que él era totalmente blanco, al igual que su esposa, le preguntó a ella:

- Pero cómo es posible que tengamos un hijo negro si yo tanto tú como yo somos blancos?
La esposa, muy tranquila respondió…
- Verás, como no tenia leche tuve que buscarme una mamá de cuna para que amamantara al niño y como ella era negra, el niño se puso de ese color…
El tipo, no muy convencido, decidió ir a consultarlo con su madre, a quien le contó la historia y la madre respondió:
- Claro que puede ser, fíjate, por ejemplo, en ti mismo, desde pequeño, cuando naciste, tuve una enfermedad que me impedía amamantarte y entonces te di leche de vaca y mira……. qué lindos CUERNOS te están saliendo.

CONCLUSIÓN: Es fundamental mantener capacitación constante, pues la preparación es la mejor arma para defenderse de engaños y manipulación.

La cerveza del borracho

Un borracho tiene que ir al baño y le da miedo que le roben su cerveza, así que deja la siguiente nota en la bebida: “me oriné en la cerveza”, cuando regresa del baño, encuentra que en su nota alguien escribió: “yo también”.

Conclusión:
Si no delegas tareas cuando no puedes hacerte cargo tú, existen grandes probabilidades de que no llegues a los resultados esperados.

Definiendo el marketing

1) Estás en una fiesta y ves una mujer muy atractiva. Te acercas a ella y le dices: «Soy muy bueno en la cama».

Eso es marketing directo

2) Estás en una fiesta con un grupo de amigos y ves una mujer muy atractiva. Uno de tus amigos se le acerca y le dice: «Ese tipo que está ahí es muy
bueno en la cama».

Eso es publicidad

3) Estás en una fiesta y ves una mujer muy atractiva. Le pides su número de teléfono. Al día siguiente la llamas y le dices: «Soy muy bueno en la cama».

Eso es telemarketing

4) Estás en una fiesta y ves una mujer muy atractiva. La reconoces. Te acercas a ella, le refrescas su memoria y le dices: «¿Te acuerdas lo bueno que soy en la cama?»

Eso es Customer Relationship Management

5) Estás en una fiesta y ves una mujer muy atractiva. Te levantas, te arreglas tu ropa, te acercas a ella y le sirves una copa. Le abres la puerta cuando sale. Luego le ofreces un cigarro y le dices: «Soy muy bueno en la cama».

Eso son relaciones públicas.

6) Estás en una fiesta y ves una mujer muy atractiva. Ella se acerca a tí y te dice: «He oído que eres muy bueno en la cama».

Eso es Branding, el poder de la marca.

Agradecemos a Rogelio Gutiérrez por enviarnos esta información por correo electrónico.

La oferta del borracho

Un borracho en un bar grita lo siguiente:

-¡Les pido su atención por favor, le daré $5,000 a la persona que me lleve a mi casa!, de inmediato una persona se acerca a y le pregunta:
-¿A dónde vive usted?, a lo que el borracho responde:
-usted cree que si yo supiera dónde está mi casa pagaría $5,000 para que me lleven?

Conclusión: Un coach te puede ayudar a alcanzar tus metas, sin embargo por más que le pagues al mejor, no podrá hacer nada por ti si no sabes a dónde quieres llegar.